AURYN

CLUB DE ROL

Las aventuras de Legolas, el elfo

por  Jordi Cabau

HA SIDO UN SUEÑO SIN HABER DORMIDO Capítulo 91

 

No me mate Señor Gárgola 10 Parte

 

          El viaje de Trid a Astra no representaba demasiados problemas. El camino era ancho y muy concurrido por viajeros a pie, a caballo o con carretas. A intervalos regulares había posadas y ventas donde descansar, proveerse de alimentos o conseguir caballos de refresco.

          Alex (1) y yo nos habríamos tomado un descanso en alguna de las posadas del camino, de no haber sido porque empezaban a manifestarse en mi persona los primeros síntomas de la enfermedad de la licantropía (2), contraída en mi última aventura (3). Mi esperanza era ir a Astra y confiar en la buena voluntad de sus sacerdotisas (4) para que me curasen de tan terrible enfermedad, ya que ni Alex ni yo teníamos un Dhûro (5).

          Antes de proseguir mi relato, y para aquellos que no lo sepan, comentaré que Astra es uno de los lugares más curiosos de las Darlans (6). He aquí lo que comentaba Drakyr Zeñáby (7) de dicho país: "Astra, donde las mujeres son fuertes y corpulentas y los hombres débiles, siendo las mujeres las que realizan la guerra y gobiernan el reino, mientras los hombres se consideran a sí mismos seres inferiores, sólo aptos para el trabajo y la sumisión (Atracción Básica, Vol. XXXII, Pág. 546)."

          Una vez más el Destino Marcado que regía aquella parte de mi vida vino en mi auxilio cuando nos encontrábamos haciendo un alto en la aldea de pescadores de Blacka, situada junto al mar en la frontera de los reinos de Holgart y Astra: al parecer las Vírgenes Mirnales (8), que tenían un templo en las afueras de la aldea, necesitaban la colaboración de un grupo de Aventureros para llevar a cabo una sencilla misión de escolta.

          Total )que podía perder? Acudí al templo y me entrevisté personalmente con la Madre Superiora, la cual me encargó reunir un grupo de cuatro o cinco aventureros con el fin de llevar a cabo la misión. Como pago a mis servicios como mediador sustituiría el dinero por el conjuro necesario para curar mi enfermedad mientras que, el resto del grupo, cobraría 500 monedas de oro por la misión; todas las recompensas se recibirían una vez completada ésta.

          Las condiciones eran razonables, por lo que volví a la aldea y me puse a patearme todo el Kluv (9), hablando con todos aquellos Sozyos (10) dispuestos a ayudarme en la misión. Poco después, había reunido un grupo formado por Alex, un clérigo de nombre Xavi S. (11), un guerrero de nombre Edu D. y un ladrón de nombre Edu M. (no, estos dos últimos no eran parientes). Volví con mis nuevos compañeros a entrevistarme con la Madre Superiora la cual aceptó el grupo sin reservas, informándonos de las características de nuestra misión:

          "Escoltaréis a Miriam, una de mis chicas, hasta un templete que hay en una isla cercana, donde tiene que realizar unos rezos. Fax, un viejo pescador de la aldea, os llevará en su barca hasta la isla. Ésta se halla a unas siete horas de viaje de la costa. Eso es todo. Buen viaje".

          Al poco llegó Miriam: una muchachita preciosa y algo triste que no decía ni palabra. Durante el trayecto hasta la aldea algunos de mis compañeros intentaron hacerla hablar sin resultados (12). Una vez embarcados en el bote de Fax los intentos de entablar conversación disminuyeron (13) hasta que pusimos pie en la isla: un islote rocoso y sin una brizna de hierba. Allí no soplaba el viento, tampoco habían pájaros y los escasos árboles crecían retorcidos y malsanos, pareciendo casi muertos.

          Xavi S. y yo nos miramos en silencio: nuestro Destino Marcado nos había informado de que "una presencia maligna e indefinida que parecía flotar sobre la isla nos observaba". A todo esto Miriam, con la cabeza baja, nos guió por un estrecho sendero hasta el templete que coronaba la isla, quedándose el viejo Fax en el bote.

          El edificio, de forma aproximadamente rectangular, era bastante viejo y la única entrada consistía en una pesada y maciza puerta de bronce con un bajorrelieve representando a la diosa Mirna (14). Miriam besó los labios de la diosa representada en la puerta y ésta se abrió, entrando la joven seguida de nuestro grupo. No habíamos tomado la precaución de encender antorchas por lo que transcurrieron algunos instantes hasta que contamos con la suficiente iluminación como para hacernos una idea del lugar donde nos encontrábamos. Éste era una sala extrañamente oscura, de una oscuridad que ni siquiera las antorchas podían atravesar con facilidad, distinguiéndose al fondo, tras un altar, una estatua cuyas formas no podíamos ver bien con aquella luz.

          La puerta de bronce se cerró lentamente sin que nadie la tocara mientras Miriam avanzaba hasta situarse tras el altar: la joven se volvió hacia nosotros y gritó algo así como "(Ahora moriréis todos!" mientras alzaba las manos para preparar un hechizo...(15)

 

 

                                                                                                                Continuará...

 

 

 

(1) El enano que me acompañaba desde mi última aventura.

(2) La primera señal fue una gran afición por los bocadillos de jamón Hyvéryko.

(3) Para aquellos que no lo sepan, la enfermedad de la licantropía es mortal para los no humanos y su período de incubación es de 2 a 24 días.

(4) Allí no me conocía nadie.

(5) Dhûro: palabra de origen hobbit. Su significado sería aproximadamente "gran cantidad de dinero necesaria para llevar a cabo un proyecto, tarea, pago de un objeto, servicio o merienda".

(6) Realmente tiene que ser un lugar extraordinario para que, en un mundo donde coexisten lagartijas gigantes que escupen fuego por la boca y estatuas de cristal parlantes, sea considerado por los lugareños como "curioso".

(7) Conocido viajero y cronista de las Darlans.

(8) Según palabras de Drakyr Zeñáby las Vírgenes Mirnales son "Una congregación de mujeres que han ofrecido voto de castidad a Mirna (diosa de la castidad) y que viven en conventos apartados de sus ciudades de origen. Así podemos encontrarlos, entre otros, en una isla en un río al oeste de Holgart, en un acantilado que da al mar al este de Astra y en otro a las afueras de Trid. Son muy bellas, condición indispensable para su ingreso, y si rompen su voto de castidad voluntariamente serán expulsadas de la congregación y si son violadas preferirán la muerte a abandonar la congregación. Nadie sabe exactamente a que se dedican, aunque se rumorea que no son tan legales como aparentan...(Instinto Indecente, Vol. XIV, Pág. 245)".

(9) Kluv: palabra de origen orco adoptada por la mayoría de aventureros. Originalmente su significado era "lugar subterráneo, poco ventilado, donde apenas llega la luz del sol, sucio, húmedo, destartalado  y apestoso". En la jerga de los aventureros conserva ese significado, unido al de "lugar donde se reúnen cada siete días los Sozyos".

(N. del T.) Tal vez aquí el autor utiliza la palabra como sinónimo de taberna.

(10) Sozyo, pl. Sozyos: palabra de claro origen kobold, literalmente "individuo que no paga el mes".

(N. del T.) Desconozco porque el autor ha colocado aquí esta palabra, aunque podría aplicarse a aquellos aventureros que no pagan sus consumiciones en las tabernas. Tal vez el significado real de la frase "me puse a patearme todo el Kluv, hablando con todos aquellos Sozyos" sea "visité todas las tabernas y hablé con todos aquellos aventureros"

(11) Un tipo bastante gracioso: todavía me acuerdo que, nada más ver que yo era un elfo, me dijo "(Hey amigo! )Que te pasa en las orejas? (Ja, ja, ja!"...lástima del final que tuvo (ver Memorias de Legolas el Elfo: "Grupo Salvaje").

(12) Aplíquese la versión light de la expresión.

(13) Principalmente porque casi todo el mundo estaba inclinado sobre la borda aligerando el contenido de su estómago para alegría de los peces. Evidentemente salvo Fax y Miriam.

(14) Esto lo sé porque Miriam, en un ataque de locuacidad y verborrea, contestase "Es Mirna, mi diosa" al guerrero, después de que éste se preguntase en voz alta ")Quién es la tía esa?".

(15) ...y nosotros reaccionábamos como un avezado grupo de aventureros: ")Qué ha dicho?, (Hostia!, )Cómo?, (Hey!, (Mierda!".